domingo, junio 22, 2008

Semanario "CRISTO HOY" salió a defender SERVI TRINITATIS

Semanario Católico “CRISTO HOY” de circulación nacional, después de publicar la semana pasada la comunicación oficial de nuestro obispo en el sector de Cartas de los Lectores, salió por fin a defender los sacerdotes de la Catedral de Santa Rosa.
Sobre la principal acusación que es “reducción a la servidumbre” fue consultado por el P. Rafael Pérez, un representante del Instituto SERVI TRINITATIS en España, quien dijo:
“¿Qué pensaría ese abogado de un Carmelita o de un religioso Dominico o Jesuita que tiene todos los bienes entregados a su institución, no posee en propiedad, absolutamente nada, porque obviamente vive o debería vivir el voto de pobreza, que está vinculado a su superior, y descubre la voz de Dios en las indicaciones que le da y que además vive célibemente. Desde la lógica pagana, cuando no hay un motivo sobrenatural para vivir así, podría decir que esa persona está “reducida a la servidumbre”. Desde una visión cristiana, cuando esa institución aprobada por la iglesia ya ha sido un modo de vida elegido por él, que se plantee esto es absolutamente irrisorio. Es ridículo, es desconocer la vida de la iglesia y es deformar la realidad.”
Sobre la acusación de “estafa” el mismo sacerdote dijo que es falso, que en verdad se ha “estafado” a Servi Trinitatis. Y afirmó que algunas de las personas que están cuestionando a la institución son mujeres que “fracasaron en la vida consagrada y actúan desde el resentimiento."
A la afirmación de que Servi Trinitatis es una “secta” el obispo local dijo claramente que es un Instituto Secular de la Iglesia Católica, creado conforme a lo establecido en el Derecho Canónico. El año pasado el arzobispo de Madrid lo autorizó como Instituto Secular, ya que antes era una Asociación de Fieles.
Según el parte de prensa de instituto el P Rafael, se emprenderían acciones legales ante la Justicia argentina contra aquellos que hayan lesionado los derechos de los sacerdotes para así defender la inocencia de ambos.

1 comentario:

Jaime dijo...

La verdad es clara. El P. Rafael lo ha explicado muy bien.

La mentira es retorcida, como las acusaciones a estos magníficos sacerdotes.