domingo, junio 01, 2008

Investigando las acusaciones

"Servi Trinitatis" es un Instituto Secular que surge en Cuenca (España) a principios de la década de los años ochenta del siglo XX.
Es aprobada como Asociación Pública de Fieles por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo D. José Guerra-Campos, titular entonces de la diócesis de Cuenca, en 1988, y como Instituto Secular de derecho diocesano por el Emmo. Sr. Cardenal D. Antonio María Rouco Varela, arzobispo de Madrid, el 29 de junio de 2007, solemnidad de San Pedro y San Pablo.
La iniciativa surgió de un sacerdote diocesano, Don Gratiniano Checa Colmena, Consiliario Diocesano de la Juventud de Acción Católica de Cuenca, el cual reunió en torno a sí a jóvenes de ambos sexos que deseaban una entrega total de sus vidas a Dios, con el fin de ganar para Cristo a todas las almas, introduciéndose en todos los ámbitos de la sociedad.
Consta «Servi Trinitatis» de dos Ramas, Masculina y Femenina, separadas y autónomas, conservando como punto de unión al Director General, que lo es de ambas ramas.
El Director General es siempre sacerdote. La Rama Masculina consta de sacerdotes y seglares.
Además de la profesión de los tres consejos evangélicos, los miembros de "Servi Trinitatis" hacen un cuarto voto de fidelidad al Santo Padre, el Papa.
"Servi Trinitatis" busca ayudar a sus miembros, clérigos y laicos, a aspirar a la perfección de la caridad y a luchar por conseguir la santificación del mundo, sobre todo desde dentro del mismo (cfr. can. 710).
Además de esto, que es común con todos los Institutos Seculares, «Servi Trinitatis» posee unos fines propios y específicos.
- En primer lugar, suscitar, acoger, formar y acompañar las vocaciones a todo tipo de forma de vida consagrada, tanto secular como religiosa y sacerdotal.
- Un segundo fin lo constituyen las misiones.
- El tercero los niños, desarrollando todas las realidades que sean necesarias para lograr el cuidado espiritual y temporal de los mismos.
- El cuarto el apostolado seglar, especialmente la Acción Católica, por ser tan querida por la Iglesia
- y el quinto el apostolado de los medios de comunicación social.
La Institución tiene secciones aprobadas por los respectivos obispos en un total de cinco diócesis: la Sede Central de Madrid (España); Cuenca (España); Santa Rosa (Argentina), Valencia (Venezuela) y Lomas de Zamora (Argentina).
Además miembros seglares de la Institución, por razones de estudio y de trabajo se hallan presentes en otras diócesis.
A pesar ser una fundación todavía muy reciente, la Rama Masculina cuenta con unos 40 miembros y la Rama Femenina con unos 150.

3 comentarios:

Jimena dijo...

de verdad muchas gracias por mostras lo que podría ser la otra campana sobre este tema tan oscuro.
conozco a ambos sacerdotes desde que llegué a la ciudad de santa rosa, hace ya más de 10 años.
jamás dudé de su dedicación real y total a la Iglesia y a Dios.
acompañaron a mi familia en todo el camino que llevamos recorrido y su visita siempre fue bien recibida, y lo seguirá siendo.
espero que todo este tema se aclare pronto, y dejemos solo de creer en gente hostil que no cree en nada ni en nadie más que en sí mismo.

un saludo enorme!

Miguel dijo...

Estimado padre Cristobal:
En referencia a lo publicado en su blog, quisiera opinar que sus argumentos son, por lo menos patéticos. No intente defender lo indefendible, si bien es cierto que los medios, y especialmente La Arena ha intentando desde muchos años desprestigiar a la Iglesia, no se olvide usted que hay una causa penal, investigada por un juez federal de la Nación. Yo le pregunto: conoce realmente los archivos de la causa?, ha visitado o a conversado con los miembros de este Instituto?. Yo si...
Yo también quiero que se sepa toda la verdad, que se haga justicia, porque también quiero a mi Iglesia de La Pampa.
Entiendo y comparto algunas de sus expresiones en este blog, pero creo que parten de un real desconocimiento (posiblemente causado por sus pocos años en la diócesis) de las cosas que nos engrandecen y también nos hacen mucho daño como fieles seguidores de Cristo. Como usted sabe (porque lo ha estudiado en Eclesiología), la Iglesia es Santa y pecadora a la vez. ¿No será este caso la dimensión pecadora de la Iglesia?
En una familia, cuando un hermano está enfermo, no hay que mentir, ocultar o ignorar, hay que ayudar a resolver la situación porque eso nos une y nos fortalece como familia.
Le agradezco este espacio de comunicación.
"Veritas omnia est"
Miguel

Padre Cristobal dijo...

GRACIAS POR ESTE COMENTARIO QUE ME LLEGÓ:
"No tengo el gusto de conocerlo, yo soy una chica de 21 años, que si bien prefiero no dar mi nombre, estuve muchos años en el grupo de JACA Catedral. A mi no me invitaron al instituto y, si bien se el motivo y no es de relevancia en esto, muchas de mis amigas mas cercanas entraron. Algunas salieron por si mismas, a otras las separaron y otras siguen en el instituto...
Fuera del conventilleo que obviamente se ha de levantar y como no quiero perderme justificando al diario (que ya bien sabido es en Sta Rosa, que no es un libro de teología y que, cuando pueden, meten púa a nuestra Iglesia), me gustaría que Ud. entendiera proque me siendo inclinada a no responderle, salvo en lo siguiente:
Como hemos visto hace años, mucho se ha hablado de modernizar la Iglesia, cosa con la que estoy en muchas partes en desacuerdo, ya mucho cambió para acercarse a nosotros. Sin embargo, la Iglesia no debe generar miedo, no en este siglo, debemos aprender de los errores del pasado. El papel de la Iglesia en nuestro tiempo debe ser llevar la paz de Dios; debe iluminar y no ocultar; debe alentar la formación académica de sus religiosos; debe permitir el acercamiento al prójimo (y no hablo de romper la "distancia de un metro", hablo de la capacidad de oír a un hermano que se acerca a nosotros y no apartarnos como si contagiara); debe ser, en una palabra, conciliadora en el mundo que nos toca..."