viernes, mayo 09, 2008

FRAILES CAPUCHINOS RECOLETOS - ACLARACIÓN DEL P. PADILLA

Nuestra Fraternidad de Belén –Capuchinos Recoletos-surge como una simple respuesta al gran llamado del Concilio Vaticano II de una “vuelta a las fuentes”, abrazando la Regla de San Francisco de Asís. Estamos aprobados canónicamente por la Autoridad competente de la Iglesia para hacerlo que es el Obispo, desde el 15 de Septiembre de 1996 y reconocidos como comunidad religiosa ante el Gobierno Nacional, bajo el Nº 95 en el registro de Institutos de vida Consagrada de la Iglesia Católica en la Argentina. Cuestionar la autoridad del Obispo, en lo que le es propio por su misión, es cuestionar a la Iglesia misma en su estructura.
Es falso con toda falsedad que la Fraternidad de Belén no esté en PLENA COMUNION con el Papa y el Obispo (como acusa el artículo de "La Arena" 14 de abril, pag 24), de serlo se iría contra una nota esencial del franciscanismo y el sentido de nuestra vida como consagrados. Esto implica unión en la doctrina, y obediencia tanto en la Liturgia como a otros aspectos que hacen a la vida pastoral y diocesana, desde donde se VIVE la unión con TODA la Santa Iglesia. Nunca hemos recibido al respecto ningún llamado de atención ni del Vaticano ni del Sr. Obispo.
Los informes de los que habla “La Arena” son calumniosos y difamantes. (Solo a modo de ejemplo : 1- de Tres Arroyos nos retiramos del Instituto N. Sra. de Luján concluido el contrato por dos años con la Congregación Hermanas Hijas de N.S. de Luján ( sus propietarias). No fuimos expulsados. Tanto los padres de familia , como el personal y alumnos no saldrían de la sorpresa al tildar de” educación de corte represivo”la buenísima experiencia que compartimos juntos, solo basta acercarse a TsAs y conversar en el colegio!!) 2- Hemos trabajado con el Banco de La Pampa -en el tiempo de construcción del convento-( simple y pequeño) de G.San Martin, a ellos les consta nuestro deseo de cumplir que siempre hemos tenido. No soy deudor de esa Institución Bancaria como consta en nota de la Casa Central fecha 11 de marzo 2008 (esa documentación también esta en archivo de la Curia Episcopal).
Hemos recibido la guia y apoyo de Nuestro Obispo Mons. Rinaldo F. Brédice, con su frecuente presencia, por carta, y telefónicamente, lo que agradecemos tanto a Nuestro Señor, y es deber también hacerlo públicamente, ya que como Padre y Pastor buscó siempre animarnos con un verdadero sentido eclesial.
El P. Andrés D. Quiroga (P. Buenaventura) , que escribió una carta en “El Norte en Movimiento” (sept. 2007) con gesto sacerdotal y fraterno pidió perdón telefónicamente al comienzo de esta Semana Santa y por carta del 15 de Marzo del presente año (como consta en la Curia Episcopal). Actualmente es miembro del clero de Venado Tuerto. Todos nos podemos equivocar. Agradezco y valoro su gesto.
Las comunidades de Gral. San Martín y Jacinto Arauz, son las que nos recibieron en 1996 (no en 1990 como dice La Arena) con auténtico sentido cristiano y después de largos años sin atención permanente sacerdotal; en lo personal guardo un lindísimo recuerdo. Dejé de ser párroco en el 2000, me llama la atención que 8 años después exista un planteo!! Actualmente es otro fraile de la Fraternidad, el P. Benito quién está al frente de la Parroquia. El pueblo de esas localidades, el Sr. Obispo y sacerdotes que visitan el lugar saben la labor que se lleva adelante. También la presencia de la Hermanas Clarisas de la Inmaculada, con una tarea de gran valor en ese sector pampeano.
La Comunidad parroquial de Intendente Alvear (con los cuatro pueblos que se atienden), sabe bien que estaban sin sacerdote y que los Padres de la venerada Orden de los Menores se habían retirado. El Sr. Obispo , que es el responsable por su misión , buscó y se preocupó para que no se retiraran del PP Franciscanos primero , y ante la realidad (por todos conocida) nos pidió nos hiciéramos cargo de la Parroquia y del Instituto N. Sra. de Luján (Comercial). Hubo alegrías y dolores, pero es justo hacer un público reconocimiento y gratitud por la calidez y cooperación a la Población de Alvear, Ceballos, Sahra, Larroudé y Lagos. Damos gracias a Dios por estos cuatro años. Estamos dispuestos a seguir peregrinando, luchando juntos por el crecimiento del Reino de Dios. También gracias por la presencia a las Hnas. Clarisas de la Inmaculada que están desde hace unos meses en la residencia de ancianos, y se suman asi a la extensa presencia en el mundo educativo de las Hnas. Terciarias misioneras franciscanas del Colegio Heguy.
La Virgen Madre, a quién nos consagramos, sepa hacernos muy de Su Hijo, Jesucristo Nuestro Señor, a Él la gloria por los siglos.
Si ofendí a alguien pido ante Dios perdón. A todos les ruego la ayuda de la oración.
Fr. José Miguel Padilla cap.r

2 comentarios:

Ax dijo...

Buenos Aires, martes 20 de mayo de 2008
Mi nombre es Axel Álvarez Frati y fui fraile postulante en la Fraternidad de Belén de Capuchinos Recoletos en el año 1998 bajo el nombre de "Fray Juan". Soy testigo vivencial de la completa unión de la Fraternidad de Belén con el Papa, el Obispo y la guía del Espíritu Santo presente en el Concilio Vaticano II, explicado muy claramente por su SAntidad Benedicto XVI. En lo que a mi persona respecta no estuve a la altura del honor que se me hizo al otorgame los hábitos de postulante. En mi interior arrastraba todavía tanta cultura mundana que no fui capaz de comprender algunas cosas que allí se vivían y por ello lamentablemente me sucedieron varias dudas, alimentadas por calumnias que habían llegado a mis oídos de fuentes mal informadas, motivos por los cuales tuve que optar por salir de esta comunidad. Con la maduración de los años, bajo la guía de la Virgen, pude comprender mis graves errores y veo con claridad que en mis 32 años de vida jamás he sido tan feliz como en esos seis meses de arduo trabajo y asidua oración contemplativa vividos junto a la comunidad del Sacerdote Padilla. Ni la medalla de oro que obtuve en la universidad, ni el viaje a un hotel lujoso de Costa Rica que gané en un sorteo de mi asociación profesional, ni cualquier otro éxito labora o personal son sólo sombras en comparación con la felicidad allí experimentada. Si Dios me hubiera concedido realmente la vocación a la vida religiosa comunitaria estaría corriendo para rogar de rodillas la reincorporación.
Axel Alvarez Frati

Axel Frati dijo...

Comentario En apoyo a la Fraternidad de Belén de Capuchinos Recoletos - Versión autocorregida
Buenos Aires, martes 20 de mayo de 2008

Mi nombre es Axel Álvarez Frati y fui fraile postulante en la Fraternidad de Belén de Capuchinos Recoletos en el año 1998 bajo el nombre de "Fray Juan". Soy testigo vivencial de la completa unión de la Fraternidad de Belén con el Papa, el Obispo y la guía del Espíritu Santo presente en el Concilio Vaticano II, explicado muy claramente por su Santidad Benedicto XVI. En lo que a mi persona respecta no estuve a la altura del honor que se me hizo al otorgame los hábitos de postulante. En mi interior arrastraba todavía tanta cultura mundana que no fui capaz de comprender algunas cosas que allí se vivían y por ello lamentablemente me sucedieron varias dudas, alimentadas por calumnias que habían llegado a mis oídos de fuentes mal informadas, motivos por los cuales tuve que optar por salir de esta comunidad. Con la maduración de los años, bajo la guía de la Virgen, pude comprender mis graves errores y veo con claridad que en mis 32 años de vida jamás he sido tan feliz como en esos seis meses de arduo trabajo y asidua oración contemplativa vividos junto a la comunidad del Sacerdote Padilla. Ni la medalla de oro que obtuve en la universidad, ni el viaje a un hotel lujoso de Costa Rica que gané en un sorteo de mi asociación profesional, ni cualquier otro éxito laboral o personal llegan a ser más que sólo sombras oscuras en comparación con la oceánica felicidad allí experimentada. Si Dios me hubiera concedido realmente la vocación a la vida religiosa comunitaria estaría corriendo para rogar de rodillas la reincorporación.
Axel Alvarez Frati